Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘General’ Category

Sin querer hacer de menos a mis famosas berenjenas gratinadas, este plato es más rápido de hacer y algo menos italiano que el otro. Por cierto, si alguien se pregunta por qué estos calabacines no aparecen apropiadamente gratinados… no tengo horno. Esto es lo mejor que sabe gratinar mi microondas, jeje. Bien, ¡al lío! Para hacer este plato necesitamos:

  • Un par de calabacines tirando a gorditos.
  • Carne picada de cerdo o vacuno (yo usé la mezcla de las dos que venden en Mdona)
  • Dos dientes de ajo
  • Media cebolla
  • Tomate frito
  • Vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Queso rallado

En primer lugar, tenemos que “cocer” los calabacines sin que se nos queden blanditos por fuera. Una forma fácil  de hacer esto es envolver los trozos de calabacín (de un grosor de aproximadamente tres dedos) en film apto para microondas y cocerlos a potencia media unos 3 minutos. Si ves que no está listo, repite. Cuando esté ya tierno, quitamos el plástico y usando cuchillo y tenedor, sacamos la parte central del calabacín y lo vamos reservando.

Luego, pela los dientes de ajo y, junto con la cebolla, tritúralos con la batidora hasta que queden cachitos muy pequeños. Sofríelo y añade la carne. Cuando la carne esté lista, súmale los interiores de calabacín que habías ido reservando. Échale a continuación un chorrito de vino blanco y, cuando esté casi consumido, un buen churretón de tomate frito. Si quieres, puedes usar algo de azúcar para que el tomate no quede tan fuerte. Añade la sal y algo de pimienta negra molida y déjalo hacerse durante unos 10 minutos. Cuando esté ya frío, rellena los calabacines y culmina tu obra de arte con algo de queso rallado. Te arrepentirás de no haber hecho más 😀

Anuncios

Read Full Post »

¡Hola a todo el mundo!

Este blog va, como su propio nombre indica, de mordisquitos sureños. Es decir, de platos cocinados en el sur de España con no demasiados medios y bastante imaginación. Digo lo de no demasiados medios porque, por ejemplo, no tengo horno  (microondas sí) por lo que ando un poquito limitada en algunas recetas (vamos, que nadie espere encontrarse aquí un pavo relleno o una pata de cordero al horno).

Sin embargo, supongo que habrá mucha gente en mi misma situación  (esto es, de alquiler) y me parece que es una buena idea colgar recetas que se pueden hacer con medios, ejem, “limitados”.

Otro factor importante es que no todos los días (cosas del trabajo) puedo ir al súper y que, cuando voy, solo tengo tiempo de ir al súper de enfrente de mi casa (o sea, que tampoco va a haber muchas recetas con quingongós ) y he aprendido a apañarme con lo que buenamente encuentro allí.

Con esta base, la cocina de la que vamos a hablar aquí va a intentar ser rápida, fácil y saludable. Espero, con algo de suerte, mezclar aspectos de la cocina andaluza o española con algunos toques exóticos (me flipa la cocina asiática y la marroquí).

También tengo que decir que no soy yo muy dulcera, así que es probable que las recetas de dulces escaseen un poco. Además que muchas de esas recetas necesitan horno (y ya intenté una vez hacer un tiramisú y no funcionó).

Un último apunte para mi cámara de fotos. Todas las fotos que van a aparecer en el blog han sido hechas con una cámara Sony a230 de 10.2 MP con un objetivo de 18-55 milímetros con F/3.5-5.6. Las condiciones de luz no son demasiado buenas (básicamente un flexo y la luz del techo) pero intentaré ir mejorando las fotos poco a poco.

¡Buen provecho!

Read Full Post »