Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Primeros platos’ Category

Esta receta, además de deliciosa, es sencilla y rápida de hacer.

Necesitaremos:

  • 300 gramos de arroz basmati
  • Media cebolla grande
  • Un buen puñado de gambas (congeladas valen)
  • Curry
  • Media pastilla de caldo de pescado
  • Sal
  • Aceite de oliva

En primer lugar, calentamos el aceite de oliva y freímos la cebolla (previamente troceada, claro) hasta que quede transparente. Añadimos las gambas (descongeladas y secas) y, cuando ya las gambas vayan cogiendo color, el arroz. Dejamos que el arroz se empape del saborcico del sofrito y le añadimos el agua. Yo he usado la medida tradicional de 2 partes y media de agua por cada una de arroz y me ha salido bien. A continuación, añadimos el curry (la cantidad de curry al gusto, yo le he puesto bastante porque me flipa la comida india) y el caldo de pescado. Corregimos la sal y dejamos cocer hasta que se consuma toda el agua. Deja que repose cinco minutillos y a la mesa. Para decorar, he usado tomates deshidratados, que también le da un gustito muy rico. Para rehidratar los tomates secos, mételos en agua templada unos 20 minutos.

Anuncios

Read Full Post »

He aquí una de mis grandes conquistas…. ¡¡el rollito de primavera!! Es un plato que me encanta y que he tardado bastante en conseguir hacer adecuadamente (y no os queréis ni imaginar los intentos de rollitos anteriores) . Así que, ahora que sale más que bueno (buenísimo) es hora de compartir mi sabiduría ancestral y explicar cómo se consigue un crujiente y delicioso rollito de primavera.

Ingredientes:

  • Pasta de arroz para hacer rollitos (cómprese en un supermercado chino o en algún hipermercado con sección “comidas internacionales”)
  • 1 zanahoria
  • 100 gramos de col
  • 50 gramos de soja germinada
  • 1 pimiento verde
  • Churretón de salsa de soja
  • 1 yema de huevo
  • Aceite de oliva (o girasol si te gusta más)

Como veis, mis rollitos de primavera son más bien sencillos. Lo único que tenemos que hacer es cortar las verduras a cachitos pequeños y freírlas en algo de aceite (yo para esto uso el de girasol). El orden de fritura sería el siguiente: zanahoria, pimiento, col y soja (como siempre, de lo más “duro” a lo más “blandito”). Cuando ya esté todo sofrito, añadimos algo de sal (cuidado, que la salsa de soja es más bien salada) y un buen churretón de salsa de soja.

Dejamos reposar y enfriar el relleno. A continuación, sumergimos en agua (a temperatura normal, ni fría ni caliente) la pasta de arroz para que se ponga blandita y no se quiebre al manejarla (descubrir esto me llevó muchos intentos) y creamos el rollito. Para ello, vamos a untar con el pincel la yema de huevo a lo largo de la circunferencia de la pasta. Luego, situamos algo de relleno en una de las “esquinas” del círculo y lo enrollamos sobre sí mismo una vez. La segunda vez, metemos hacia dentro los extremos del rulo y seguimos enrollando una vez más. Si es necesario, podemos usar más yema de huevo para fijarlo todo. Atención. Ahora es muy importante dejar los rollitos un ratito al fresco para que se sequen (recuerdo que los hemos mojado para trabajar con ellos). Cuando se han secado, los freímos en abundante aceite muy caliente, con cuidado de que no se nos quemen (se hacen muy rápidamente) y los servimos acompañados de salsa de soja.

Si queremos hacer de este entrante un plato principal, podemos añadirle algo de carne picada de cerdo para obtener un alimento más completo.

Espero que os guste.

Read Full Post »

Esta de aquí es mi versión personal de un plato que me sirvieron no hace mucho en un restaurante con vistas al mar. La verdad es que no recuerdo si llevaba alguna otra cosa… y la salsa de acompañamiento ha generado un intenso debate entre todos los que han probado el plato original y este (que si era salsa de soja, que si salsa de soja y miel, que si miel…)…  En lo que no cabe duda es en que es un plato muy fácil y rápido. ¡Se tarda mucho más en explicarlo que en hacerlo!

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • 2 zanahorias
  • 1 diente de ajo
  • 250 gramos de cus-cús
  • Puñadito de piñones
  • Puñadito de pasas moscatel
  • Miel de caña para decorar (imprenscindible tener a mano siempre un botecito de esta deliciosas miel)
  • Una cucharada de aceite de oliva
  • Pizquita de mantequilla (como para untar una rebanada de pan de molde)
  • Acete de oliva
  • Sal

Instrucciones

Haz rodajitas con el diente de ajo y sofríelo. Cuando esté un poco dorado (no mucho), añade la zanahoria, previamente hecha cuadraditos. Déjalo unos 5 minutos a fuego medio y añade el calabacín en tiritas pequeñas. Retira el ajo para que no se dore demasiado y amargue. Sofríe hasta que el calabacín esté blando (unos 3 o 4 minutos). Resérvalo.

Aparte, calienta 250 ml de agua con un poquito de aceite y sal. Cuando empiece a hervir, retíralo del fuego y espera un minuto. Ahora el agua tiene la temperatura perfecta para hacer el cus-cús. Echa 250 gramos de cus-cús (recuerda, siempre la misma cantidad de agua que de cus-cús) y muévelo un poquito con un tenedor para que el agua cubra todo. Déjalo reposar hasta que el cus-cús se hinche (un minuto). Cuando ya haya absorbido el agua, vuelve a ponerlo a fuego lento y añade la mantequilla. Con un tenedor, asegúrate de que los granos de cus-cús no quedan apelmazados. Pasa el cuscús a una ensaladera grande y añade la mezcla de verduras, las pasas y los piñones. Rectifica la sal si hace falta y sírvelo con miel de caña (esta miel le da un punto increíble al plato).

Read Full Post »

Esta receta la he encontrado en un estupendo blog de cocina que lleva unos cuantos meses en marcha: http://blogs.elpais.com/el-comidista/Si podéis, dedicadle un par de minutos (o de horas) porque merece la pena.

Hacer este plato no puede ser más sencillo. ¡Y en cinco minutos! Atentos:

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • 1 diente de ajo
  • 1 guindilla
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Queso rallado
  • Aceite de oliva

Instrucciones:

Pon abundante agua a cocer con algo de sal. Mientras se calienta, corta el calabacín en tiras finitas. Cuando el agua este hirviendo, echa las tiritas de calabacín y déjalas cocer un par de minutos (o hasta que estén blanditas). Corta un diente de ajo en rodajitas y sofríelo con una guindilla en una sartén con algo de aceite de oliva. Añade las tiras de calabacines cocidos y salpimiéntalo. Después de un minuto, ponle algo de queso rallado por encima y ¡listo!

Read Full Post »

Aquí tenemos una de mis guarniciones favoritas de todos los tiempos. No hay palabras para describir el delicioso sabor de este plato. Además, es rápido, sencillo y solo necesita unas pocas especias de esas que todos tenemos en casas y a las que no hacemos caso. Si no habéis tenido ocasión de probar este plato, dadle una oportunidad. No os vais a arrepentir.

Ingredientes:

  • 250 gramos de arroz basmati (yo lo compro al por mayor en una tienda de especias).
  • 100 gramos de anacardos
  • Media cebolla
  • 1 cucharadita de mantequilla
  • 1 sobrecito de azafrán molido
  • 1 cucharadita de comino molido
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de sal
  • Media cucharadita de pimienta negra (un par de giros de pimentero)
  • Media cucharadita de pimentón dulce
  • 2 hojas de laurel (en dos cachos, que coge más sabor)
  • Media pastillita de caldo de pollo
  • Dos cucharadas de aceite de girasol

Instrucciones

En la sartén (también puedes usar wok) y a fuego medio-alto, echa un pocod e aceite de girasol y tuesta los anacardos. Resérvalos y déjalos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de grasa. Añade algo más de aceite de girasol y sofríe la cebolla, previamente hecha cudraditos. Cuando esté trasparente, añade la mantequilla, el comino, la canela, la sal, la pimienta, el pimentón y el laurel. Remueve y al cabo de un minutillo, añade el arroz basmati. Cuando el arroz se vea algo más trasparente (1 minutejo), añade el sobrecito de azafrán, la media pastillita de caldo de pollo y el agua. Recuerda: 2 partes y media de agua por cada parte de arroz que hayas puesto. Echa sal a tu gusto y déjalo cocer. Cuando esté sequito (este plato está mucho más rico sequito), retíralo del fuego, quita las hojas de laurel y añade los anacardos tostados. Simplemente espectacular.

Read Full Post »

Esta ensalada es muy jugosa y nutrtiva. Incluso, si tienes no tienes demasiada hambre, puede ir muy bien como plato único. La receta original -de mi amiga Carmen, es con pollo a la plancha, pero si no tienes pollo fresco (y no te da tiempo a ir a comprarlo), está estupenda con queso semicurado. En tres minutos, ¡un primer plato delicioso!

Ingredientes:

  • Bolsa de lechuga iceberg ya limpita
  • 1 manzana
  • Puñadito de pasas mostatel
  • 4 o 5 lonchas de queso semicurado (marca GB va bien, cualquier otra pues también)
  • Salsa césar

Instrucciones:

Esto es fácil. Hazlo todo cuadraditos, echa la salsa por encina y ¡a comer!

Read Full Post »